fbpx

A estas alturas de la película, sabes tan bien como yo que la autopublicación es una salida eficaz si las puertas de las editoriales se cierran de golpe y porrazo a tu gran novela.

Todos los escritores soñamos con el momento de verla en las estanterías de una librería, justo al lado de figuras de renombre. Pero la autopublicación se inventó para que todo el mundo tenga una oportunidad, así que más vale conocer su operativa.

En mi caso cuando hablo de autopublicación me refiero a subir la novela a plataformas como Amazon, iBooks o Google Play.

No me refiero a abonar los servicios de una editorial para enmaquetarla e imprimirla, u organizarte una presentación, proceso que me parece respetable, aunque en mi opinión no demasiado gratificante.

A día de hoy existen varias plataformas donde subir sin grandes complicaciones el archivo de tu novela y una portada (atractiva si es posible). Seguramente las conoces: Amazon, iBooks, y Google Play Books (parece que vuelva a abrirse a autores independientes después de un tiempo cerrada).

Menciono estas tres porque las conozco bien. Durante un tiempo dispuse mis libros en Tagus, de Casa del Libro, pero me costó muchos correos y tiempo que me pagaran mi parte de las ventas, así que cancelé la cuenta.

En el pasado el grueso de mis beneficios venía de Amazon, así que os cuento detalles de esta plataforma que pienso será útiles si aún no has dado el paso de subir el libro a la web.

CÓMO AMAZON CALCULA TUS GANANCIAS

Existen dos formas:

Calculando las unidades vendidas y, si te apuntas en exclusiva a su plataforma, calculando las páginas leídas.

En lo que respecta a las unidades vendidas el método no encierra complejidad alguna. Tanto vendes tango te pagan.

Según fijas el precio Amazon retiene un porcentaje a modo de comisión. Por ejemplo, si el libro cuesta menos de 2,99€ se quedan con el 70% de las regalías. Si cuesta más se quedan con el 30%.

Si estás en exclusiva con Amazon calculan las páginas leídas y te pagan una cifra que varía cada mes, según la cantidad de páginas leídas en España por todos los lectores del servicio de pago Kindle Unlimited.

Por ejemplo, en abril se pagaba cada página a 0,0045€. Si tu novela es de 200 páginas la ganancia será de casi 1 euro (beneficio similar que obtienen los autores publicados por las editoriales convencionales).

Como es lógico, cuanto más páginas se lean el beneficio será mayor. A eso hay que sumarle las unidades vendidas de tu novela, claro.

Hace unos años fue la época dorada. Amazon te pagaba 1 € por cada descarga, sin importar el número de páginas.

Por lo tanto, muchos escritores autopublicados (norteamericanos sobre todo) escribían relatos en una semana y así ganaban una auténtica fortuna, publicando sin cesar. No necesariamente la ficción era el género más lucrativo.

Recuerdo que durante meses lo más vendido eran unos manuales de 5-10 páginas donde se hacía una cronología de las novelas de Michael Connelly, el maestro de la novela negra, para aquellos que deseaban llevar el orden de lectura correcto.

Por suerte o por desgracia esa época se acabó.

Ahora para extraer un digno rendimiento económico como mínimo la novela debe contener al menos 50.000 palabras. Aunque yo, en tu lugar, tendría en el horizonte 80.000 palabras.

También dependerá del género en el que te enfoques, por supuesto.

Un último detalle, si te adhieres en exclusiva al programa de Amazon, se rumorea de que dará mayor visibilidad a tus libros.

¿CADA CUÁNTO PAGAN?

Amazon paga cada tres meses mediante cheque o transferencia. Como curiosidad, comentar que si lo deseas puedes retener el pago durante el tiempo que quieras. Pero cuando decidas recuperar el dinero se te ingresará todo de golpe.

Otro detalle: de los beneficios que extraigas de tus ventas en Estados Unidos, su gobierno se queda con el 5% en calidad de impuesto.

LO QUE EL DINERO NO DA

Si el objetivo de autopublicar es ganar dinero, la estrategia es evidente: Enganchar al lector, no darle respiro, para que no pueda evitar pasar una página tras otra de su Kindle. Romance, misterio e intriga son los géneros favoritos.

Cuanto más paginas lean los lectores, mayor será tu rendimiento económico, pero también por la venta de unidades sueltas, ya que Amazon le dará mayor visibilidad.

Sin embargo, mientras escribía este artículo me crucé con algunos comentarios de los lectores sobre mis novelas escritas con pseudónimo. La inmensa mayoría positivos y, sobre todo, gratificantes.

En mi caso la mayor revolución de la autopublicación no fue ganar dinero, sino la posibilidad de leer los comentarios sobre mi novela. Me animaron y me infundieron confianza en mis historias.

Y eso no tiene precio, amigos.

Feliz escritura.